El pasado 9 de noviembre presentamos Esclavos del honor en Sevilla. Fue la primera presentación fuera de casa, aunque, a decir verdad, me trataron también que me sentí como si siguiera en la Terreta. Estuve muy cómodo tanto en el local de la Asociación cultural La Revuelta como en la propia Sevilla. Y es que disfruté de un cicerone impagable. Manuel Rueda, que luego me acompañaría en la mesa, tuvo el detalle de enseñarme parte de esta preciosa ciudad. Él, canario de nacimiento, pero sevillano adopción, ama Sevilla y esa pasión me hizo disfrutar aún más la visita. Y también decir que me llevo a comer a unos sitios estupendos. Muchas gracias, Manuel.

Comenzó la presentación de Esclavos del honor en Sevilla en torno a las 20:00 horas. Lo presentó Juan María del pino, miembro del foro y uno de sus principales impulsores. En la mesa me acompañaban, el ya mencionado Manuel Rueda, teniente coronel del Ejército del Aire y el Cónsul General de Filipinas en Andalucía, José Ignacio Bidón y Vigil de Quiñones. Si habéis leído Esclavos del honor os sonará este apellido. Sí, es el nieto del doctor Vigil, héroe de Baler.

Manuel habló sobre la literatura existente sobre el asedio de Baler y comentó la novela. Agradezco sus palabras: “digna por su atractivo y estructura narrativa de convertirse en novela de éxito”. Ojalá no se equivoqué. José Ignacio habló de la figura de su abuelo y de la poca conexión que existe en la actualidad entre España y Filipinas. Y para terminar hice mi presentación y los introduje en aquel espacio y tiempo tan cercano y, a la vez, tan lejano. Después, lo mejor de estos actos, un vino de honor y poder charlar con el público asistente. Agradecerles su cordialidad y complicidad.

Esclavos del honor en Sevilla gracias al foro Jovellanos.

El foro Jovellanos me recuerda, salvando las diferencias, al museo L´Iber de Valencia. Ambos son pequeñas aldeas dirigidas y frecuentadas por galos irreductubles al desaliento de estos tiempos tan grises. Aprovecho desde aquí para mandarles mi gratitud a ambas instituciones.