En 1898, España lucha contra Estados Unidos por no perder Cuba, Puerto Rico y Filipinas. En este contexto, un destacamento español de cincuenta hombres llega a Baler, una aldea perdida en plena selva, con la orden de permanecer allí dos meses para controlar la recientemente sofocada insurgencia. Ninguno de sus miembros imagina siquiera que permanecerán sitiados en la iglesia del pueblo durante casi un año. Con el inicio de la insurrección filipina y la guerra hispano estadounidense, la guarnición española de Baler se refugia en la vieja iglesia, único edificio de piedra del pueblo, en espera de la llegada de una columna de socorro.

Próximos eventos
No se encontraron eventos